Spanish English French Portuguese
Inicio Actualidades Noticias Ecuador Asignación presupuestaria para combatir la violencia de género

Asignación presupuestaria para combatir la violencia de género

“Una política pública si no esta presupuestada no se puede implementar, no se puede llevar acabo, es muy importante primero que los gobiernos asuman que la violencia de género es un problema social…” María Concepción Martínez en entrevista con ONU MUJERES.

María Concepción Martínez, actual Directora de Atención y Prevención de la Violencia Familiar de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal de México, quién ha realizado la presupuestación del Plan para la erradicación de violencia de esta ciudad, fue la facilitadora del taller de capacitación sobre “Inversión Pública para la Erradicación de la Violencia de Género”, realizado en Quito el 12 y 13 de diciembre de 2007, aprovechamos la oportunidad y conversamos con ella sobre el tema.

1. ¿Por qué es importante que la erradicación de la violencia de género sea considerada como una política pública?

El tema de la violencia de género es un tema que tiene que ver con las relaciones de poder que marca las enormes desigualdades que hay entre mujeres y hombres de distintas edades.

Cuando nosotros hablamos y queremos construir sociedades más justas, más equitativas, más igualitarias, evidentemente no vamos a poder lograrlo jamás si no rompemos esas relaciones de desigualdad que se dan en todos los niveles.

La violencia de género se da en todos los espacios donde nos movemos las mujeres, tanto en el ámbito público como el privado, en la calle, en la casa, en la escuela, en las instituciones, en los medios de comunicación, en la religión, todo esta perneado para hacer uso de la fuerza contra las personas que se supone tienen un menor valor social, y en este caso son las mujeres, las niñas, los niños, y las personas adultas mayores, entonces no podemos construir sociedades como queremos, más plenas y más felices para todos y todas si no erradicamos la violencia.

2. ¿Cuál es la importancia de asignar un presupuesto específico para la implementación de políticas de erradicación de la violencia de género?

Es muy importante, para que un fenómeno social, un problema sea considerado política pública tiene que pasar a ser asumido como tal por parte de los gobiernos, y los gobiernos tienen que llevar a cabo todo un proceso que inicia con la planeación, la programación y la presupuestación, que forma parte del quehacer gubernamental.

Por lo tanto, una política pública si no esta presupuestada no se puede implementar, no se puede llevar acabo, es muy importante primero que los gobiernos asuman que la violencia de género es un problema social que se tiene que tratar, prevenir, erradicar, cumplir todo un sistema para que desaparezca la violencia de género, por lo tanto, eso cuesta y hay que ponerle recursos.

3. Para realizar una adecuada presupuestación en el tema de erradicación de la violencia de género, ¿qué indicadores y/o elementos deben ser tomados en cuenta?

Un problema serio es que muy pocas instituciones académicas, las ONG´s, el propio gobierno, aunque hayan estado trabajando en el tema de violencia no tienen claro un diagnóstico, porque es un problema que aparece velado.

Que le peguen a los niños en sus casas, es decir que los están educando, socialmente es que lo están educando, no hay un reconocimiento y aunque los derechos humanos de los niños dicen que no deben de golpeárseles, eso no se traduce en una visión distinta todavía.

En el caso de las mujeres sucede exactamente lo mismo, muchas mujeres si dicen, “bueno es que si me golpeó, pero yo lo hice enojar”, no se percibe que no hay ningún motivo, ni ninguna justificación para maltratar a la gente, y eso en el caso de la violencia física, de la violencia emocional, de la violencia patrimonial o violencia económica aún menos, todavía es así.

Esto lo dijo con un ejemplo muy concreto, yo tuve el honor y privilegio de trabajar con la doctora Marcela Lagarde, que  fue diputada, es una académica muy reconocida, una teórica del movimiento de mujeres y ella trabajo mucho el tema de feminicidios en México, ella me hizo una pregunta, “¿cuánto están invirtiendo los gobiernos de todos los estados en el país de México para prevenir, sancionar, erradicar la violencia, atenderla?"; y yo revise todos y cada uno de los presupuestos de los estados, son 32 estados y en ninguno encontré nada, solo acercamientos, es decir, si se invirtió en derechos humanos algo ahí debe haber, o la propia Procuraduría, o seguridad pública, o en salud, o en educación, nada, estaba totalmente invisibilizado.

¿Eso de que año estamos hablando?

Del 2005 y 2006.

Yo formé parte de un equipo donde expertas fueron trabajando distintas temáticas, y a mí me tocó la parte del presupuesto, algo bien interesante que nos dimos cuenta fue que los asesinatos de mujeres aparecían en una cosa que se llama culposos o dolosos.

En Secretaría de Salud, los reportes de las mujeres que habían llegado o que habían muerto por golpizas, era por ejemplo que se habían caído de las escaleras, se les había caído un ropero encima, se habían en el baño roto, desnucado y ahí habían quedado, entonces resulta que ahora los culpables de la violencia son las escaleras asesinas, los roperos golpeadores, otras circunstancias, porque se oculta, es un cuestión de vergüenza.

Lo que quiero decir con eso es que mientras no tengamos un diagnóstico, mientras las propias instituciones no generen información, vamos a ir avanzando poco a poco desde las políticas públicas.

Desde mi punto de vista creo que primero tenemos que generar la información pertinente, en muchos casos todos o muchos gobiernos o muchas instituciones no tienen registros administrativos, que no te costaría nada mas que agregarle una columna al formato que llenen, si fue hombre o mujer quién va a pagar el impuesto predial de la casa, solamente con ese dato podemos empezar a construir, pero como las mujeres estamos adentro de las casas y muchos quisieran que siguiéramos ahí, no es concebido.

Entonces todo es un  cambio cultural desde la administración pública, desde las estructuras, desde la validación de que tenemos derecho a estar ahí en el ámbito de lo público. El caso es que las mujeres viven violencia de género en todos los ámbitos de la vida y lo más triste es que un solo cuerpo de mujer puede vivir distintos tipos de violencia y en distintos espacios, te pueden estar golpeando en tu casa, como te están hostigando en la calle.

Por eso si creo que es muy importante que o bien se sensibilice y capacite a la gente que esta dentro de los gobiernos, o bien que mujeres con una perspectiva de género y hombres también aunque sean poquitos estén adentro de los gobiernos, las políticas públicas son las que las hacen los gobiernos y los presupuestos también, entonces necesitas para poder hacerlos estar adentro.

4. Se ha hablado que la veeduría ciudadana es una de las estrategias que existen para hacer el seguimiento de los recursos asignados a la erradicación de la violencia de género. ¿Que otras estrategias se pueden considerar adecuadas?

Yo creo que es excelente el trabajo que hacen las veedurías ciudadanas, el trabajo de monitoreo y seguimiento desde mi punto de vista no solamente tendría que estar en manos de un grupo, creo que es un paso, pero a lo que tenemos que aspirar es que la sociedad en su conjunto sepa exactamente a donde se asignan los recursos que son de todas y de todos.

Primero, para poder llevar a cabo un seguimiento y monitoreo tiene que estar muy claro donde están los recursos, porque a quién vamos a monitorear, a quién vamos a dar seguimiento.

Como estrategia, primero que estás instancias además de dar el seguimiento y el monitoreo difundan los resultados a la ciudadanía en general, esa estrategia puede ser a través de foros, a través de medios de comunicación, cuando das la nota roja, desgraciadamente tiene que ser nota roja de que desaparecieron tantos miles de dólares y no se encuentran o no sabemos donde están, a los medios de comunicación les llama la atención.

Pero yo creo que podemos hacer otros ejercicios como son los medios alternativos de comunicación que muchas ONG´s también se dedican a eso, y que en una alianza estratégica las veedurías podrían estar dando información para que otras organizaciones la estén bajando a la ciudadanía, con eso a más de ser un órgano de vigilancia y monitoreo se convierten también o aportan a la construcción de la ciudadanía, a la veeduría ciudadana.

Yo creo que es un papel muy importante de estas veedurías, un esfuerzo realmente que hay que reconocer lo que hacen para especializarse en el tema de los presupuestos y darles seguimientos, pero que no se puede quedar en un solo grupo sino que hay que bajarlo también al resto de la población.

5. En el caso mexicano ¿cuáles son los logros alcanzados a través de la asignación presupuestaria a programas de erradicación de la violencia de género?

En el Distrito Federal desde hace 10 años tenemos todo un sistema de prevención y atención de la violencia, sobre todo familiar, el Distrito Federal se compone de 16 municipios, tenemos un centro en cada uno de ellos; una ley que hace 10 años se hizo y nos mandato hacer todo un sistema; tenemos indicadores de género; tenemos 11 instituciones del gobierno que son salud, el sistema integral para el desarrollo infantil, seguridad pública, el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal; muchas instituciones nos dan la información y además de la que recabamos de las 16 instituciones nuestras y del albergue, es decir,  tenemos todo el panorama completito de que sucede con la violencia familiar en el Distrito Federal, y tenemos dividido con unidades territoriales a todo el Distrito Federal, entonces yo te puedo decir que unidad territorial vive más violencia familiar.

En el marco de los 16 Días de Activismo detectamos a la unidad territorial con mayor índice de violencia, y nos fuimos en una jornada comunitaria altos funcionarios con todo un grupo que nos lanzamos a la calle a tocar casa por casa y a decirle, señoras, señores, la violencia es un delito, la violencia no se puede permitir, esta penada en esta ciudad, si ustedes saben de algún caso aquí esta nuestro directorio; les dimos información.

ONU MUJERES-México, quiero reconocer que nos dieron también mucha información y junto con la nuestra estuvimos entregando casa por casa, cubrimos toda la unidad territorial y eso lo vamos a seguir haciendo, no es nada mas como ahí esta el sistema, el que llega, llega, no, tenemos que ir a la calle y decirle aquí  esta, y a las mujeres que lo viven que  tienen toda una serie de posibilidades.

En el marco de los 16 Días el Jefe de Gobierno señaló que va haber una no sabemos si llamarle beca ni pensión, un apoyo, porque tampoco es un beneficio es un derecho, dar el derecho a las mujeres a una vida libre de violencia, quiero decirles que vamos a tener una tarjeta  donde se les va a depositar por un año150 dólares mensuales, para que esa mujer pueda irse de su casa y pueda construir una vida nueva.

Eso yo no lo he visto en ningún lado, lo hizo público en uno de los 16 Días el Jefe de Gobierno y ahora estamos haciendo ese programa, entonces como ves, estamos en la calle, estamos en los medios alternativos de comunicación y la dirección donde estoy yo, eso también quisiera que quedará muy claro, no somos el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, sino en el afán de transversalizar, muchas instituciones tenemos programas específicos de género.

Por ejemplo, la Secretaría de Obras y Servicios Públicos tiene otra mujer feminista en la Unidad de Género, con ella hemos trabajado muy bien porque las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia después de 10 años, no tenían las mejores condiciones para que se diera la atención, y ella en obras hizo una remodelación, construimos conjuntamente un programa para que se remodelaran y para que se construyeran, en este momento se están construyendo dos más.

Son muchas cosas, estamos trabajando en varias pistas, hicimos una evaluación del modelo, hicimos una evaluación de la ley, esta ley que teníamos desde hace 10 años tenía dos procesos, uno que se llama de amigable composición y otro de conciliación, que están prohibidos a nivel internacional por la CEDAW, por Belém Do Pará, en igualdad de circunstancias no puedes tener al golpeador frente a la víctima, ya la cambiamos, hemos hecho muchos programas y seguiremos haciendo todos los que sean necesarios para seguir trabajando a favor de una vida libre de violencia para las mujeres en el Distrito Federal.

6. ¿Cuáles fueron los pros y contras identificados durante la  realización de la presupuestación del Plan para la erradicación de violencia de la ciudad de México?

En el Distrito Federal todo este año hemos trabajado por construir el presupuesto con enfoque de género, gobernamos una de las ciudades más grandes del mundo, también con muchos recursos, con más recursos que otros estados, donde se genera buena parte de la riqueza y de los impuestos que se van incluso para otros estados, creo que existe la voluntad política y eso es lo más importante.

Yo siempre había dicho no es cuestión de voluntad política, en toda mi experiencia no solo en México sino en muchas partes, países de América Latina, no es de voluntad política, es de derechos y de asumir lo que un gobierno tiene que hacer, sin embargo, la práctica cotidiana me ha dicho que no, sí tiene que haber una voluntad política de los gobernantes, acá la tenemos.

Pero los presupuestos técnicamente hablando así como están no son adecuados para ser presupuestos con enfoque de género, en primera, no son presupuestos programáticos, hay que construirlos como presupuestos por programas y mucho mejor si son presupuestos por resultados; técnicamente hay que trabajar ahí porque sino es muy complicado meter una perspectiva de género cuando no están técnicamente los elementos, entonces hay que  trabajar a ese nivel.

Pero otra cosa muy importante es que con toda y voluntad política con todo y el mandato, yo lo digo en mi caso del Secretario de Desarrollo Social que decía, “bueno, si como Desarrollo Social nosotros tenemos la obligación de hacerlo, adelante”, pero cuando llegábamos con los financieros, “oigan sentémonos porque vamos avanzarle en el presupuesto, reunámonos”, decían, “no, no, ahora lo más importante es hacer el presupuesto y luego le metemos el género”,no entendían que es dentro del mismo presupuesto lo tenemos que cocer con una visión distinta, y con todo el respeto que me merecen mis compañeros que se que trabajan duro, pero los financieros tienen otra visión muy distinta.

Ha sido una evaluación, yo digo que es mucho más fácil que alguien que conoce de género aprenda la técnica presupuestal, a que alguien que es experto en técnica presupuestal conozca el enfoque de género, se apropie del enfoque de género, entonces hay tenemos otro obstáculo.

Primero necesitamos la voluntad política, los que deciden tienen que querer hacerlo y dar la orden; luego hay que tener un presupuesto técnicamente, construir todos los elementos técnicos para que podamos hacerlo; después construir las capacidades para que la gente pueda llevarlo a cabo; y luego bajar a todos los que hacen los presupuestos porque son los financieros, pero también son los planeadores de todas y cada una de las instituciones, es como ir así en cascada, lo cual no es tan fácil.

7. De la experiencia que vivió en el taller de capacitación sobre “Inversión Pública para la Erradicación de la Violencia de Género”, ¿considera que Ecuador ha avanzado en esta lucha de lograr una real presupuestación para los temas de erradicación de la violencia de género?, ¿cómo vio la experiencia del taller?, ¿cómo la vivió?

A mí me gusto mucho, la gente me pareció sumamente participativa, cuestionadora, y que muchas de las veces no es fácil, tienes que llevar a cabo todo un proceso para que la gente se apropié del tema, entonces aquí están apropiados, además aquí hablan de la veeduría, tienen un plan, tienen una ley que rige desde hace mucho tiempo, por lo que me platicaron, esa ley tiene ese antecedente de poder entrar al domicilio del agresor cosa que nosotras acabamos de lograr en esta semana.

En el tema de presupuestos como todo es un proceso tiene que haber muchos esfuerzos, voluntad política desde la sociedad civil también mucho esfuerzo y voluntad política desde la Asamblea Legislativa y de los  funcionarios públicos, nosotros tuvimos el gusto de contar con funcionarios y funcionarias y con la parte de las organizaciones de la sociedad civil.

Hay puntos en los que todavía igual que en todos lados hay que construirlos, hay una validación me pareció de todo mundo de que se tiene que trabajar contra la violencia, nadie dijo “no, eso ni existe”, sin embargo, percibí como una defensa de las instituciones de que bueno no esta en el presupuesto pero esta en otro lado, pues si, pero eso no es transparente, pueden estarlo haciendo y nadie se da cuenta. Y captar que a las instituciones también les sirve mucho para legitimarse, ganar votos, llevan a cabo prácticas de buen gobierno, no puedo generalizar porque estoy hablando de la gente con la que yo tuve contacto los días del taller nada más, yo no se la postura de los financieros o de la gente de altos mandos.

Ahí yo digo, hay avances, hay conciencia, hay trabajo, hay capacitación, después me doy cuenta que varias de las compañeras y un compañero del taller estuvieron en el diplomado de FLACSO que es de lo mejor que yo conozco, no solamente en América Latina sino también de otras partes del mundo, es un excelente diplomado se están creando todas las habilidades con la gente, pero mientras no sea el primer nivel del gobierno, los que toman la decisión, los que reparten el dinero, que empiecen a decir si le entro, no se como pero le entramos, es más difícil, hay que jugarle en todos los tres niveles, la Asamblea Legislativa, con el equipo de Sociedad Civil veíamos que esto tiene que ser una alianza estratégica, es el punto donde tienen que empezar para que todos los actores del presupuesto estén pensando en la misma línea, si no nos esta faltando una patita, es un esfuerzo conjunto.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Friends Online

Powered by EvNix