Spanish English French Portuguese
Inicio Actualidades Noticias Ecuador X Conferencia Regional sobre la Mujer

X Conferencia Regional sobre la Mujer

Del 6 al 9 de agosto, se desarrolló en Quito, Ecuador, la X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Del 6 al 9 de agosto, se desarrolló en Quito, Ecuador, la X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el cual es “el foro intergubernamental más importante de la región para el análisis de políticas públicas desde una perspectiva de género”.

En la ceremonia inaugural el discurso de apertura lo realizó José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la CEPAL, también intervinieron la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, y la Vicepresidenta del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega.

La Conferencia tuvo como temas centrales, el análisis de la contribución de las mujeres a la economía y la protección social, en relación con el trabajo no remunerado; y la participación política y paridad de género en los procesos de adopción de decisiones.

Un insumo presentado, fue el documento denominado, “El aporte de las mujeres a la igualdad en América Latina y el Caribe”,  que incluye estudios realizados en la región en lo referente a trabajo no remunerado, participación política, y paridad de género, elaborado durante las tres reuniones preparatorias desarrolladas por la CEPAL, en las cuales participaron 35 países de la región.

Durante la Conferencia se desarrollaron eventos paralelos a las sesiones oficiales, coordinados por diferentes organismos del sistema de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales, en estos eventos se abordaron temas como la contribución del cuidado a la protección social; políticas de corresponsabilidad entre el trabajo reproductivo y productivo en América Latina; la economía invisible y las desigualdades de género: la importancia de medir y valorar el trabajo no-remunerado; regímenes jurídicos sobre trabajo doméstico remunerado en el MERCOSUR; las políticas de paridad de género en y para la sociedad de la información; ciudadanía y derecho de las mujeres indígenas y afrodescendientes.

De algunos de estos eventos se desprende, que es necesario llevar a cabo un análisis integral del impacto de las políticas públicas, para saber a quien afecta la reducción del gasto social y quien pasa a suplir estos servicios.

Por ello, los gobiernos tienen la obligación de crear medidas de ajuste en las políticas sociales macroeconómicas, que valore el trabajo femenino no remunerado, para lograr la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, pues este trabajo también contribuye al crecimiento económico y desarrollo social, y mientras no sea reconocido y remunerado no se logrará eliminar las desigualdades.

América Latina es una de las regiones en donde existe mayor inequidad de género, aquí el ingreso laboral de las mujeres equivale al 70% del ingreso de los hombres, según datos de la CEPAL, de igual forma en lo relativo al trabajo doméstico, a pesar de que la mujer mantenga un trabajo asalariado no le exime de la responsabilidad de realizar un trabajo doméstico no remunerado, porque se entiende que es una obligación de las mujeres atender a la familia.

Esta realidad reproduce una gran desigualdad en las horas de trabajo entre hombres y mujeres casados, siendo las mujeres quienes tienen mayores jornadas laborales considerando el trabajo remunerado y trabajo doméstico.

Un asunto que se trató con especial importancia fue el relacionado a los derechos laborales de las trabajadoras domésticas, “donde las desigualdades con respecto al resto de los trabajadores se manifiesta en el número de horas trabajadas, en el acceso a la jubilación, a los beneficios sociales, etc”.

El tema de la participación política de las mujeres, abrió el debate a la necesidad de que dicha participación vaya en aumento en la región, y una de las formas de hacerlo es mediante la creación de leyes de “cuotas de género electorales”, pues las estadísticas presentadas demuestran que existe un notable incremento de la presencia de mujeres en las instancias de decisión política, en los países que cuentan con dichas leyes, además, ha “permitido generar una masa crítica de mujeres que permite avanzar hacia la paridad”.

Como resultado de la X Conferencia, los gobiernos de los 33 países participantes aprobaron el Consenso de Quito, mediante el cual se comprometen adoptar los mecanismos necesarios, que garanticen la “plena participación de las mujeres en cargos públicos y de representación política, con el fin de alcanzar la paridad en la institucionalidad estatal (...) y en los ámbitos nacional y local como objetivo de las democracias latinoamericanas y caribeñas”.

También se comprometen a crear una política electoral que inste a los partidos a incluir en su agenda, propuestas, reglamentos, estatutos y acciones que conduzcan a una efectiva participación de las mujeres, afianzando la paridad de género como política Estatal.

En el tema laboral, “pide garantizar la eliminación de todas las condiciones laborales discriminatorias, precarias e ilegales y alentar la participación de las mujeres en sectores de trabajo creativos, innovadores y que superen la segregación laboral sexista”.

El Consenso exhorta a eliminar la desigualdad en los ingresos salariales entre mujeres y hombres. En relación al trabajo no remunerado, se “busca igualar las condiciones y los derechos laborales del trabajo doméstico al de los demás trabajos remunerados”, para lograr efectivizar los derechos de las mujeres.

De igual forma, se apoyarán medidas en contra de la violencia de la mujer, y se  crearan programas de educación pública no sexista, que enfrente cualquier tipo de discriminación contra las mismas, promoviendo la cooperación mutua de mujeres y hombres.

Finalmente, los países se comprometen a difundir esta Convención y su Protocolo Facultativo para asegurar su aplicación; acuerdan dedicar la próxima Conferencia Regional (Brasil, 2010), a evaluar los avances logrados con respecto a las metas planteadas; y piden a la CEPAL que, “junto con otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, establezca un observatorio de igualdad de género”.

Màs información

Pàgina oficial de la X Conferencia

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Friends Online

Powered by EvNix