Spanish English French Portuguese
Inicio Actualidades Noticias Otros Países Evaluación de impacto de género del presupuesto de la Comunidad Autónoma De Andalucía – España para 2011

Evaluación de impacto de género del presupuesto de la Comunidad Autónoma De Andalucía – España para 2011

Específicamente en el ámbito de las políticas sociales, el Presupuesto pone el acento en acciones fundamentales para consolidar los avances conseguidos en igualdad de género en los últimos años.

El informe presenta una estructura similar a años anteriores, con una primera parte dedicada a presentar los principales hitos de la aplicación de la estrategia de presupuestación con perspectiva de género en la Administración andaluza durante el año 2010. Entre ellos, incluye una síntesis de los principales proyectos presentados al Fondo G+, un fondo de incentivos convocado por primera vez en 2010 destinado a los centros directivos de la Junta de Andalucía con el objeto de profundizar en la elaboración de presupuestos con enfoque de género.

A continuación, el informe recoge y analiza en el apartado Realidad, el conjunto más amplio y actualizado de datos estadísticos sobre la situación de los hombres y las mujeres de Andalucía, siendo su principal activo contribuir a contextualizar la planificación de créditos y actuaciones que, con la igualdad de género como guía, realizan las consejerías de la Junta de Andalucía para 2011.

En total ascienden a noventa y cinco indicadores agrupados bajo catorce epígrafes: población; poder y representación; empleo, renta y pensiones; tributos; empresas, universidad y TIC; educación; vivienda; transportes; salud; deporte; cultura; agricultura y pesca; medio ambiente; y, para concluir, bienestar social, conciliación, dependencia y violencia de género. Como novedad frente al informe de 2010, este año se añaden indicadores relativos a la participación por sexo en los ciclos formativos por familias profesionales, se presentan los datos del programa de patrocinio deportivo Estrella Élite, que apoya a los equipos masculinos y femeninos participantes en las categorías máxima y submáxima, se incluyen indicadores sobre empleo en la acuicultura y datos sobre titularidad de las explotaciones ganaderas; se presentan los datos sobre uso del transporte público ofrecido por los consorcios de transporte de Andalucía y finalmente, se ofrecen datos sobre diversas prestaciones y servicios ofrecidos por el Sistema Andaluz de la Atención a la Dependencia así como sobre el empleo asociado a la aplicación en Andalucía de la normativa estatal sobre dependencia.

Posteriormente, el apartado Representación analiza la composición por sexo del personal de administración general, del sistema educativo, de la administración de justicia y del sistema sanitario de la Junta de Andalucía, a 1 de junio de 2010. La novedad del informe 2011 radica en que analiza por primera vez en profundidad,  la estructura del que desarrolla las competencias transferidas desde el Estado a la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de Justicia. Para concluir, el Informe también presenta las cifras sobre la presencia de mujeres y hombres en los equipos directivos de las agencias públicas empresariales, sociedades mercantiles del sector público y otras entidades asimiladas. El principal objetivo de este apartado es conocer la proporción de hombres y mujeres  que trabajan en la Administración andaluza, y sobre todo, su presencia según niveles de responsabilidad y decisión, para evaluar el grado de igualdad de oportunidades en el sector público y valorar los resultados de las medidas para fomentar la participación equilibrada de hombres y mujeres en todos los ámbitos.

El informe muestra que el conjunto de personal al servicio de la Administración de la Junta de Andalucía, a excepción del personal directivo de las agencias públicas, se sitúa en el 1,22 en el Índice de Presencia Relativa de Hombres y Mujeres (IPRHM), lo que indica una distribución cercana a la banda de equilibrio por sexo, aunque con una presencia ligeramente mayor de mujeres. Este índice tiene sus bandas de equilibrio entre los valores de 0,80 y 1,20. Así cuando el número de mujeres supone más del 60% del total, los valores del índice estarán por encima de 1,20; y a la inversa, si no se alcanza el 40%, es decir, si existe sobrerrepresentación masculina, el IPRHM tendrá valores inferiores a 0,80. Ahora bien, esta presencia de mujeres y hombres en la administración autonómica no es homogénea y el informe lo pone de manifiesto al analizar la distribución por sexo en las diferentes escalas de la carrera administrativa y en los puestos directivos.

Por último, en la sección de Recursos – Resultados, se expone la evaluación del impacto diferenciado que  las acciones contenidas en los programas presupuestarios para 2011 tendrán sobre hombres y mujeres, acompañados como cada año de los indicadores presupuestarios de género. De esta forma, en el Informe se realiza un análisis de la distribución de los créditos del Presupuesto según la clasificación G+, que concluye que los programas calificados como G+, es decir, los que contienen el peso del gasto social, mantienen su número respecto a 2010 y concentran el 69,2% de los fondos presupuestarios, al tiempo que en términos de recursos presupuestarios totales, crecen un 0,6%.

Especialmente puede destacarse el incremento generalizado en la política de Educación, en la que programas fundamentales para facilitar la conciliación de la vida familiar y profesional de hombres y mujeres ven aumentada su dotación presupuestaria. Entre ellos, el programa de Educación para la Primera Infancia que muestra una subida del 0,3%, gracias a la cual el número de guarderías se verá incrementado en 11.053 plazas y el número de profesores en esta etapa educativa en 680 plazas más.

Otro de los ámbitos decisivos en el actual contexto es el de impulso de las políticas activas de empleo, cuyo objetivo es la mejora de la competitividad y la creación de empleo de calidad y no deslocalizable. De este modo, el programa de Empleabilidad, Intermediación y Fomento del Empleo incrementa su presupuesto en un 4,7%.

En esta misma línea de fortalecimiento a los sectores fundamentales para el crecimiento económico en Andalucía, se sitúa el aumento del 43,1% experimentado por el Programa de Desarrollo Rural, en el marco del cual también son numerosas las actuaciones para la promoción de la igualdad de género.

Asimismo, en el actual contexto de contención del gasto, los créditos relativos a las políticas destinadas a la igualdad y bienestar social no sólo no descienden sino que muestran un ligero incremento. Así, los programas de Atención a la Infancia y de Bienestar social elevan sus créditos en un 0,2%, el relativo a la Prevención y protección integral contra la violencia de género, un 0,4%; y el de Atención a la Dependencia, Envejecimiento Activo y Discapacidad en un 1,8%. Por su parte, las actuaciones que son competencia del Instituto Andaluz de la Mujer e Instituto Andaluz de la Juventud incrementan su presupuesto en un 0,2% y un 0,6%, respectivamente.

Especialmente relevante es el incremento de los créditos disponibles para servicios y prestaciones de la Ley de Dependencia que alcanza el 8,7%. Además, las ayudas complementarias a las pensiones no contributivas crecen en un 2%.

La orientación del presupuesto 2011 al gasto social responde no solo a la voluntad de no abandonar en periodos de crisis los avances en el nivel y la calidad de las prestaciones y servicios públicos conseguidos en los últimos años, sino que el mantenimiento de las políticas sociales además de ser una elección ética y democrática favorece la cohesión entre todos los sectores de la población que contribuye decisivamente a la eficiencia del sistema productivo.

Informe de Evaluación de Impacto de Género del Presupuesto 2011

Más información

Consejería de Hacienda y Administración Pública – Junta de Andalucía
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Friends Online

Powered by EvNix