Spanish English French Portuguese
Inicio Actualidades Noticias Bolivia El Voluntariado Sí Importa, los Voluntarios Cambian el Mundo

El Voluntariado Sí Importa, los Voluntarios Cambian el Mundo

Llegando al final del 10º Aniversario del Año Internacional del AIV+10

El programa de Voluntarios de las Naciones Unidas es una organización de la ONU que apoya el desarrollo humano sostenible a través de la promoción del voluntariado, incluyendo la movilización de voluntarios. Apoya las causas de la paz y desarrollo, aumentando las oportunidades de participación de toda la población.

Con el convencimiento que “El Voluntariado Sí Importa” y que “Los Voluntarios Cambian el Mundo”, los voluntarios y voluntarias de la ONU demuestran cada día su profesionalismo y su compromiso para el desarrollo del país generando los mejores soportes en las alas estratégicas para la sostenibilidad del medioambiente, infancia, agua y saneamiento, derechos humanos, igualdad entre hombres y mujeres, gestión de riesgos, etc. El 5 de diciembre, el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas, lanzó el “Informe sobre el estado del Voluntariado en el mundo”, reporte que refleja los valores universales que motivan a las personas de todas las sociedades a ser voluntarios y voluntarias para alcanzar un bienestar mundial.

ONU MUJERES

El voluntariado de las mujeres como contribución al desarrollo, la gobernabilidad y la equidad de género


Ser voluntario y voluntaria significa asumir los valores de compromiso, servicio y solidaridad y cohesión social, además de contribuir al enriquecimiento de las comunidades. En la mayoría de las culturas el voluntariado está profundamente arraigado en la población a través de tradiciones de cooperación y apoyo fuertemente establecidas en las comunidades.

ONU Mujeres es la agencia de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer. Los voluntarios de la ONU apoyan la implementación del Programa Presupuestos Sensibles al Género y Participación Ciudadana: Una contribución a la gobernabilidad democrática y a la equidad de género en América Latina. Programa implementado en nueve países de América Latina.

En la región andina, este Programa busca fortalecer, profundizar y ampliar el impacto del trabajo en presupuestos sensibles al género, a través del apoyo a iniciativas ya en marcha y anteriormente apoyadas por UNIFEM y VNU en Argentina, Bolivia y Ecuador. Asimismo, el Programa se propone medir y visibilizar las contribuciones del voluntariado de las mujeres ejercido a través de la participación ciudadana, mediante estudios de caso en dichos países y desarrollar e implementar propuestas para fortalecer los procesos participativos para la toma de decisiones sobre planificación y presupuestos públicos en diferentes municipios seleccionados dentro de estos países.

En Bolivia, la intervención del voluntariado se concentra en 11 Municipios, a través del trabajo de 11 voluntarias de la ONU que apoyan a instituciones contrapartes locales promoviendo la generación de demandas y proyectos de organizaciones de mujeres para que, a través de la incidencia política, puedan lograr que las instancias gubernamentales incluyan políticas y presupuestos que respondan efectivamente a las necesidades diferenciadas entre mujeres y hombres.

UNICEF

“El trabajo con niños y niñas en emergencias es gratificante. Cuando trabajas con ellos sus miedos disminuyen y su alegría aumenta”


UNICEF Bolivia participó activamente en la recuperación psico-afectiva de niños y niñas víctimas de emergencias en el mega-deslizamiento de La Paz y en la VIII Marcha Indígena por la Defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure – TIPNIS, con el Programa Un Nuevo Sol para el Bienestar Comunitario.

Ronald Aguilar Martínez, recibió capacitación durante 4 meses para trabajar como voluntario en el Programa Un Nuevo Sol para el Bienestar Comunitario de UNICEF. Este programa tiene como punto focal a Carolina Sagarnaga, una voluntaria del Programa de Naciones Unidas sirviendo en el Sector de Protección de UNICEF.

En ese marco, ha colaborado como voluntario durante los mega-deslizamientos ocurridos en La Paz en marzo de este año y también en seguimiento a la VIII Marcha Indígena por la Defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure – TIPNIS. Ronald valora esta experiencia como algo muy positivo: “El trabajo con niños y niñas en situaciones de emergencia es hermoso. A medida que trabajas con ellos y ellas, sientes como su situación emocional mejora, sus miedos disminuyen y sus capacidades de sonreír aumentan. Es francamente positivo”.

Los voluntarios de este Programa trabajan con los chicos en diferentes etapas: “En un inicio contactamos con los líderes de las comunidades afectadas por la emergencia y con los padres y madres de familia, les explicamos nuestro trabajo y si están de acuerdo comenzamos nuestra tarea. La Feria de la Alegría da inicio a este programa y nos sirve para identificar las demandas afectivas más importantes en los niños y niñas afectados por la emergencia. Son momentos muy duros y emotivos”.

Para Ronald, trabajar con niños y niñas en situaciones de emergencia es muy gratificante: “Hemos de ser conscientes de que los niños que viven situaciones de emergencia demandan mucho afecto, ser escuchados. Además, algunos viven traumas importantes, se muestran muy retraídos y reflejan esto en cuestiones como la agresividad. Si no los apoyamos, podemos contribuir a que esto se vuelva irreversible. En emergencias no debemos descuidar la parte emocional de las víctimas. Es muy gratificante notar los cambios y escuchar a sus papás y mamás decir que ya duermen bien o que están más tranquilos. Hay niños que pasan de estar muy afectados a estar muy aliviados”.

Metodología de recuperación

El programa Un Nuevo Sol para el Bienestar Comunitario promueve el voluntariado a partir de la metodología de recuperación psicoafectiva y social de niños, niñas y adolescentes afectados por las emergencias. Mediante esta iniciativa se plantea una metodología de terapia lúdica (basada en el juego), que ayuda a niños y niñas, entre 6 y 12 años, a entender y recuperarse del daño emocional sufrido en situaciones de emergencia o desastre.

Entre otros componentes, el programa tiene también actividades y juguetes dirigidos a la recuperación afectiva de los niños y niñas, con las que se promueve y promociona sus derechos, haciendo énfasis en la prevención del abuso sexual y la recuperación psicosocial.

Actualmente, se dispone de dos versiones, de acuerdo al tipo de evento de emergencias. El principal material es una mochila que contiene juguetes, cuentos, títeres, muñecos, juegos, personajes de la familia, papeles, colores y otros materiales de apoyo, sirviendo como herramientas que hacen posible la creación de un vínculo y una relación de comunicación horizontal con los niños y niñas.

Así, el programa busca promover la alegría y el respeto por los derechos a través de actividades recreativas. En este proceso es de vital importancia involucrar a la familia y la comunidad, estimulando a las mismas para que les brinden el apoyo con afecto, cariño y protección.

PMA

Experiencia como VNU PMA en Cochabamba


Realizar viajes en embarcaciones pequeñas sobre ríos del Chapare, recorrer distancias largas en bus carril hacia el cono sur cochabambino o llegar hasta provincias de zona andina en micro para poder realizar monitoreo y supervisión, socialización y capacitación de proyectos de ayuda humanitaria tienen como meta el desarrollo productivo y humano de los residentes de estos lugares.

En estas zonas se registran continuamente desastres naturales (inundaciones, sequias, heladas) lo que ocasiona pérdidas de la producción agrícola y produce en las familias una situación de inseguridad alimentaria alarmante, que además genera altos niveles de desnutrición en las poblaciones más vulnerables de niños y mujeres jóvenes.

Ser voluntario de la ONU en el PMA significa realizar trabajo de campo más que de escritorio. Llegar a aquellos lugares tan deprimidos y alejados de la ciudad y tener contacto directo con los beneficiarios de cada proyecto de desarrollo sostenible implementado por nuestra agencia, trabajar lado a lado con las contrapartes, la gobernación, alcaldías y dirigencias campesinas.

En efecto, significa tener reuniones con alcaldes, concejales y dirigentes para socializar y hacer entender a importancia de un proyecto de desarrollo sostenible, rompiendo barreras idiomáticas y de machismo, que aún está muy presente en estas zonas. Saber ganarse la confianza de la gente con un trato de respeto y profesionalismo, para facilitar la entrega de ayuda humanitaria y mejorar las condiciones de vida de estas poblaciones.

Estar en contacto directo con las personas que se benefician de la ayuda del PMA y ver los resultados graduales que tienen los proyectos, saber que el trabajo como VNU tiene un impacto directo en la gente, comprobar que la desnutrición en la población infantil donde apoyaste va gradualmente disminuyendo, volver a entrevistar a un niño que a principios estaba apagado y cansado y ahora esta rosado e hiperactivo como todo un niño sano y fuerte, más el trabajo de personas de tu propio país, te ayuda a crecer como profesional y como persona, llenándote de valores de solidaridad, responsabilidad, compromiso y otros más, que sin duda, es la ganancia más importante que puedes obtener en la vida.

Ser voluntaria es más que un simple trabajo, es una pasión. Todo esfuerzo y sacrifico vale la pena con tal de asistir con alimento a zonas damnificadas por desastres naturales y ver cómo cambia el semblante de la gente al recibir esta ayuda. Saber que pude hacer algo para mejorar la calidad de vida de personas menos afortunadas es un alimento para el alma. El cansancio y el desgaste es mínimo cuando ves la alegría, alivio y gratitud en el rostro de una mujer que sabe que podrá dar un desayuno y almuerzo a sus niños; esa es la más grande recompensa que obtienes.

Programa ART con PNUD

El voluntariado a favor del desarrollo local


El Programa ART –Articulación de redes territoriales y Temáticas para el Desarrollo Humano– es una iniciativa que pone a disposición del gobierno central y de los territorios una metodología cuyo objetivo es asegurar la articulación de actores de la cooperación internacional dentro de los planes y prioridades identificadas de forma participativa por las instituciones y actores representativos del territorio. Con esto, el objetivo final es mejorar la eficacia del trabajo conjunto y su impacto en las condiciones de vida de la población.

El Programa ART viene proponiendo la conformación de una estructura con grupos de trabajo a diferentes niveles, liderados por una autoridad local, que se encarga, entre otras cosas, de llevar a cabo -de forma participativa- la planificación estratégica del territorio, articulando a instituciones locales, nacionales e internacionales de acuerdo a las prioridades establecidas, y haciendo el seguimiento de la implementación de programas y proyectos enmarcados en la estrategia.

El contexto actual boliviano, con el proceso de construcción de la autonomía departamental, regional, municipal e indígena, se convierte en un desafío para el Programa, pero también en una oportunidad de poder acompañar este proceso de re-construcción del país y de re-distribución de los roles de los diferentes actores representativos de sus respectivos sectores sociales o temáticos.

En Bolivia, el Programa ART trabaja desde 2008 en los departamentos de La Paz y Oruro, y recientemente ha iniciado sus actividades en Tarija. El equipo del Programa está compuesto en su mayoría por voluntarios y voluntarias, tanto nacionales como internacionales, que trabajamos como Oficiales de Área, Enlaces Regionales y Técnicos de Desarrollo.

Como voluntarios, nuestro trabajo consiste en construir y fortalecer alianzas con los diferentes socios del Programa del nivel nacional, departamental y local, con el objetivo de estrechar los lazos entre los territorios, que cuentan con sus necesidades y lógicas propias, y la cooperación internacional, con su metodología. El contacto directo con las instituciones y la población nos permite obtener una visión más cercana de las características del territorio, lo que nos facilita reducir la distancia entre cooperantes y contrapartes.

En nuestras acciones diarias encontramos muchas de las premisas de las que parte el trabajo voluntario, tal como el trabajo en equipo, el fortalecimiento de capacidades existentes en los actores protagonistas, la creación de sinergias y asociaciones entre territorios, entre otros; Así, pasan a formar parte de la actividad diaria generando un verdadero intercambio humano y profesional, donde uno se pone realmente a disposición de los/as responsables del futuro del territorio y de su población.

Encontramos también, que nuestro trabajo tiene su grado de complejidad, que reside en las dinámicas propias de cada organización, la concepción del tiempo y las diferentes formas de expresarse y comunicarse. Sin embargo, el trabajo a nivel local y en coordinación directa con los diferentes actores del lugar es muy enriquecedor y motivador, así como la posibilidad de trabajar con compañeros de distintas nacionalidades, con diferentes puntos de vista y sensibilidades.

Fuente: Artículo Revista "Sociedad que Inspira"

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Friends Online

Powered by EvNix